COSAS COMO ESTAS SON LAS QUE TENEMOS QUE VALORAR.

CHEPES- Se trata de Gabriel Rodríguez un oficial Inspector de la dirección de Tránsito y Seguridad vial quien regaló una moto a un humilde repartidor de gas, de nombre Ramón Muria. El policía se conmovió al ver al hombre que en plena siesta el hombre llevaba una garrafa de gas sostenida en el caño de su bicicleta.

El oficial sorprendió al humilde repartidor durante la siesta, donde el calor era insoportable, pero nada frenaba el trabajo del comerciante que llegaba por cada uno de los domicilios entregando los pedidos. El momento fue muy emotivo, cuando el funcionario policial lo llamó para decirle que le regalaba la moto para que haga su trabajo un poco mas aliviado. Indudablemente actitudes como estas son dignas de destacar e imitar, más aún en estos tiempos difíciles que vivimos los Argentinos, donde nadie regala nada.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.